13 de febrero de 2008

Los símbolos pictográficos para la Comunicación no Vocal (SPC)

Un sistema alternativo de Comunicación con ayuda hace referencia a que el emisor, para poder emitir sus mensajes compuestos por códigos no vocales, necesita un soporte externo a él. (Sotillo, 2001. Sistemas Alternativos de Comunicación).
Muchos habréis oído hablar del SPC, o quizás trabajado con él. No obstante, para aquellos que desconocen su uso me gustaría compartir mi experiencia sobre este sistema de comunicación Alternativo. Diseñado en 1981 por Mayer, se compone de dibujos simples y representativos que pueden estar acompañados o no por la palabra escrita. Las palabras abstractas que no tiene representación gráfica.
Suele utilizarse en personas con limitadas capacidades comunicativas: autismo, parálisis cerebral, deficiencia mental o daño cerebral sobrevenido. El sistema exige disponer de una serie de habilidades:
- Debe tener intención comunicativa.
- Es necesario agudeza visual y perceptiva
- Es deseable unas mínimas habilidades cognitivas que le permita reconocer el dibujo.
En el formato escrito y más antiguo el material podía ser fotocopiado y los símbolos se agrupan en categorías (personas, verbos, nombres, descriptivos, nombres, social, miscelánea) a las cuales se asocia un color. En la actualidad, los autores han editado los símbolos en formato multimedia y anualmente salen nuevas bibliotecas y aplicaciones. Su licencia por uso es elevado de allí que no exista en todos los centro.







Símbolos Boardmaker. Mayer Jonson. Ilustración de la fuente.
Para que sea de utilidad el profesor debe establecer unos objetivos y seleccionar el vocabulario y su orden de presentación. Generalmente, se parte con signos motivantes para el alumno de uso frecuente. Se colocan los signos en el tablero adecuado y se van agregando los nuevos símbolos. Posteriormente, se enseña a encadenar palabras para formar frases cortas.
Los tableros se seleccionan dependiendo de las posibilidades del niño, pueden ser ayudas básicas (tableros planos con casillas donde se colocan los signos) donde el alumno debe señalar. Ejemplos son cuadernos, trípticos, hules, paneles, cuadros transparentes, etc. Y las ayudas mecánicas, eléctricas o electrónicas que requiere la adaptación de ordenadores o adquisición de pulsadores para su uso.
Son muchos los usos que se le pueden dar a este sistema, dependerán de las necesidades de los niños y de las herramientas con las que se cuenten.
Para los alumnos motóricos, se utiliza este sistema para establecer comunicación e interpretar sus necesidades. Se utilizan tableros rígidos que permitan señalar con el dedo y donde su formato sea de fácil manejo. Es importante que sea de fácil transporte del colegio al hogar. En los últimos años y dependiendo del poder adquisitivo de la familia, he tenido la oportunidad de trabajar con algunos comunicadores, de diferentes modelos y complejidad. El programa Boardmaker, formato CD del sistema de comunicación, incluye las plantillas que varían de un modelo a otro. Algunos modelos admiten la posibilidad de grabar la voz que corresponde al símbolo y cuando el niño lo aprieta se oye una voz conocida.

Mayer Jonson. Ilustración de la fuente.

Puede ser utilizado con alumnos deficientes mentales con escasos posibilidades comunicativas. Usando los tableros podemos estructurar frase cada vez más amplias. Debido a la cantidad de símbolos existentes se puede ampliar el vocabulario por áreas temáticas. Inclusive he podido hacer juegos de loto y de memoria. Mediante su uso el año pasado confeccionamos el horario escolar de una alumna de 6to que no había adquirido la lectoescritura, se pretendía que fuera independiente en el colegio en el cambio de sus clases y los horarios de apoyo. Así, ella sabría que libros coger y llevarse. Para ello se hizo un trabajo de identificación con los signos SPC de los diferentes espacios.
Para alumnos autistas, es de gran de utilidad, permite señalar los espacios, confeccionar agendas y presentar la secuencia temporal de la rutina de clase. Con estos signos se pueden trabajar las emociones, Además es posible elaborar con el programa normas de comportamiento permitidas o no. También, he podido utilizarlos para la enseñanza de la lectoescritura.


Una última utilidad que hace un par de años vi en un reportaje de un hospital, fue utilizar este tablero. Para mi desgracia, un familiar enfermo terminal de cáncer en la boca necesitaba comunicarse y no le entendíamos. Es muy útil siempre y cuando el paciente tenga habilidades mentales y permite con los signos del programa relativos a medicina notificar a las enfermeras y familiares sus necesidades.